Nuestra historia la tienen que construir las nuevas generaciones

Sesiona Taller “La Historia, los Medios, los Jóvenes” convocado por Cubadebate en Aniversario 15

Cómo contar la Historia en el siglo XXI es el gran reto al que se enfrentan historiadores y las nuevas generaciones de cubanos y cubanas. Ahondando en esta problemática, los investigadores Eduardo Torres Cuevas y René González Barrios, Presidente de la Academia de Historia de Cuba y Presidente del Instituto de Historia, respectivamente, sostuvieron en horas de la mañana de este martes un encuentro con estudiantes de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (FCOM), en la sede de la propia institución.

Crear un debate en torno a las nuevas formas de comunicar la Historia en una sociedad que ha variado sus modos de consumo de la información, constituyó el principal objetivo del intercambio.

El espacio, coordinado por Cubadebate y FCOM, forma parte de las actividades por los 15 años de creado el sitio web, además de conmemorar el 150 aniversario del inicio de las gestas independentistas, 60 de las batallas decisivas  y los 290 años de la fundación de la casa de alto estudios de La Habana.

“Sobre la información que consumimos resulta importante saber dos cosas: está el libro de Historia, donde se profundiza para buscar sobre determinadas temáticas, sin embargo, también está la sobre lo que uno desea leer, acción clave para el conocimiento de los procesos culturales e históricos. El problema reside en lo que busco…el libro es solo un medio, el dato está en qué libros decido consumir”, expresó en su intervención el Dr. Torres Cuevas.

“Hay que motivar la lectura y sus temáticas. En esto radica un problema fundamental; la lectura de los libros de los historiadores – con una estructura científica por el rigor que exige una exhaustiva documentación probatoria- en muchas ocasiones no conduce a una buena comunicación o entendimiento para todos los públicos”.

Mano a mano de historia en FCOM. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Acerca de esta cuestión, el estudioso alertó sobre el momento de la divulgación de la Historia como una de las debilidades que enfrentamos en estos días.

“Cómo nos comunicamos y de dónde sacamos la información que comunicamos es otro de nuestros problemas. Muchas veces las fuentes que se consultan o referencian son tan secundarias que son una versión de otra versión, sin que en ocasiones se consulte a la fuente primaria. Vienen entonces a relucir los errores y las ausencias. Ante el desconocimiento pueden muchas veces fabricarse fábulas o historias paralelas”.

“La historia no está escrita…está por escribir y los historiadores en un alto por ciento jugamos un papel fundamental en ese redescubrimiento. Pueden existir historiadores que sean buenos divulgando, pero los principales agentes para esta labor son los comunicadores, periodistas, los cuales es imprescindible tengan mucha preparación y sobre todo especialización en estos temas”, concluyó.

El Periodismo y la Historia

Dr. René González Barrios (izq) y el Dr. Eduardo Torres Cueva (der). Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

“Hay que tener cuidado al hacer periodismo de no guiarnos por un libro de efemérides porque muchas veces podemos causar un resultado contraproducente”, expresó en un segundo momento del debate del Dr. René González Barrios.

Sobre la importancia que los periodistas vean a la Historia como especialización, versó el intercambio liderado por el presidente del Instituto de Historia quien alertó sobre la necesidad de los profesionales de la información de ser responsables con la verdad y los hechos.

Ante el escenario de la red de redes donde abunda información histórica valiosa y otras de poca fundamentación o veracidad, el investigador advirtió sobre la preparación en una cultura crítica y selectiva en la documentación a leer.

“Resulta común buscar en Internet hechos, fechas y sus respectivas caracterizaciones en sitios colaborativos sin ningún rigor investigativo como Wikipedia. En materia de Historia hay que dejarse asesorar a la hora de hacer periodismo, porque ésta es una ciencia y existen acontecimiento que se han plasmado de una manera en otra época y la propia ciencia histórica ha demostrado que fueron de otro modo, gracias al acceso a nuevas fuentes”, aseguró González Barrios.

“La revolución de la informatización ha dado acceso a fuentes que jamás pudimos imaginar que existían. Por ejemplo, recientemente impartimos una conferencia sobre cómo vio la prensa española la muerte del General Antonio Maceo, algo imposible de escribir desde nuestro país hace una década atrás, porque esa información no estaba en internet, sin embargo, hoy la encontramos en la nube, solo se debe tener el olfato de saber mirar en el sitio adecuado”, continuó.

Participantes del encuentro de historia en FCOM. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Otra de las cuestiones tratadas en la mesa de este diálogo entre historiadores y estudiantes fue el tratamiento de los acontecimientos de la Historia de Cuba en la colonia, al respecto González admitió que durante muchos años se estuvo viendo esta etapa de una forma maniquea, sin matices, de sólo buenos y malos, algo que en opinión del académico “ha hecho un grave daño a nuestra Historia, a su divulgación y enseñanza”.

“Cuando escribimos historia donde solo se exaltan los valores positivos de los próceres de la Patria y no explicamos las contradicciones en las que se forja una nación y en las que en la construcción de un proceso revolucionario existen, cometemos un error garrafal”, apuntó.

“No debemos llevarnos, repito, por un libro de efemérides y hacer periodismo de esto, porque muchas veces podemos causar un efecto contraproducente. La Historia de Cuba es bella, épica en todas sus facetas, no todo es la historia política, y esto a los jóvenes llega u momento que en el orden de la escuela y la enseñanza les abruma. Les aplasta que siempre le hablen de lo mismo, fechas, mártires…y la Historia es mucho más rica y abarcadora que esto porque atraviesa por lo económico, lo social y también lo cultural”.

Con una exhortación a profundizar y no arrastrar los errores que se han cometido en nuestra historiografía, el Dr. Torres Cuevas recordó que “la historia nuestra la tiene que construir de nuevo las nuevas generaciones”, con la “gran responsabilidad de conocer la historia para juzgarla desde el conocimiento”.

El encuentro concluyó con la máxima que la Historia, contrario a lo que la Postmodernidad propone, sí tiene una razón de ser: la de recordarnos dónde estuvimos, porque sólo así esas nuevas generaciones sabrán conformar su propia memoria histórica.

 

Tomado de Cubadebate

Equipo de Cubadebate junto a participantes del encuentro de historia. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

 

Universidad de Las Tunas
Alexis Ruíz Mulet

Alexis Ruíz Mulet

Profesor del Departamento de Comunicación Institucional Coordinador del grupo de Activistas de Opinión en las Redes Sociales Webmaster de las Universidad de Las Tunas, Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*