Martí y Las Tunas, nuevos hallazgos

Las Tunas.- Radio Victoria estrenó el año pasado el documental Martí y Las Tunas. La obra pertenece a la serie La tacita de oro del realizador Wílber Antonio Díaz y apuesta por ahondar en la cercanía del hombre de Dos Ríos con estas tierras. Desde entonces, lo mismo en aulas universitarias que en encuentros especializados, el material radiofónico ha dado de qué hablar.

Por eso, y ante la cercanía del 28 de enero, 26 Digital conversó con Wílber, joven y apasionado radialista. Lo hicimos a sabiendas de que son varios los elementos comunes entre la vida del Apóstol y esta comarca del oriente cubano.

Las Tunas recibió el comunicado que la convirtió en ciudad en 1853, apenas meses después del natalicio de José Julián. Fue tunero el primer editor de su obra impresa, Manuel Nápoles y Fajardo. También es conocida la presencia aquí de su hijo, José Francisco Martí Zayas Bazán. Y no fue el de su retoño un paso cualquiera. Ismaelillo combatió como soldado mambí en la toma de Las Tunas de agosto de 1897. Acontecimiento determinante en la capitulación española en Cuba.

Tal vez usted recorra habitualmente el parque Vicente García, de esta comarca, y desconozca que el cañón antiquísimo en una de sus esquinas resultó protagonista en aquel combate. Y que fue precisamente José Francisco el artillero que lo hizo detonar. Una sordera le acompañó desde entonces el resto de la vida, consecuencia directa de los disparos feroces de ese artefacto, fundamental en los intentos insurrectos de tomar la Iglesia.

También murió por esas fechas en estas tierras el joven Ángel de la Guardia Bello, el único testigo presencial de la caída del Maestro en los campos de Dos Ríos. Y fue aquí, al abrigo de la noche y entre las fogatas encendidas de un campamento, donde contó los más intensos pormenores de aquel mayo luctuoso de 1895. Los anuarios de la época dan fe de ello.

Más de 100 años después de todos esos sucesos, ¿qué de nuevo puede aportar la indagatoria de Wílber Antonio Díaz?

“Las Tunas es un baluarte importante, un pedestal firme en la forja de la unidad nacional cubana. Existen muchos criterios encontrados sobre sucesos que tuvieron lugar en estas tierras y que poseen relación directa con la figura de José Martí. Tenemos la responsabilidad de contestar esos enigmas.

“Por nosotros y también porque las generaciones más jóvenes se van haciendo una idea de lo que somos por esas historias que les llegan. Es un riesgo enorme y una tergiversación que no tengamos claro cómo han sucedido los acontecimientos.

“El documental resume parte de la investigación que hemos hecho en ese sentido. Está concebido para que la información llegue a esa gente campesina, alejada de las bibliotecas, que no tiene tiempo de revisar o indagar por su cuenta en este tipo de trabajo. Y también para que el oyente medio y alto se anime a estudiar más.

“Describe acontecimientos fundamentales. Por ejemplo, se incluye la entrevista que le dio Máximo Gómez a George Eugene Bryson, periodista de The New York Herald. Es un suceso que salpica a toda Cuba y no puede verse solo como un hecho de este lugar. Esa conversación tuvo lugar aquí, en Las Tunas, en lo que antes fue el poblado de San Andrés, en las cercanías de San Joaquín. Es un diálogo muy importante porque es la primera vez, después de los sucesos nefastos de Dos Ríos, que se habla oficialmente de la muerte de José Martí.

“Lo que salió de esa conversación fue la opinión del Ejército Libertador sobre el deceso del organizador de todo el proceso de la guerra. Y fue esa la versión que conoció el mundo. Están las referencias a tal entrevista dispersas en distintas publicaciones de la época, en el país y en varios confines”.

Wílber, a pesar de su juventud, habla como si hubiese estado en el escenario mismo de los acontecimientos. Y se atreve a más. Por ello sostiene que, para esas fechas, ya José Martí se había deshecho del bigote que le acompañó gran parte de su existencia. Y, claro, sabe que es una tesis arriesgada la suya. Pero cita al doctor Pablo Aurelio Valencia Forns, quien en el análisis forense del cuerpo del Apóstol, asevera que tenía apenas una sombra de bigote. Y así, invita a seguir ahondando.

Su gran pasión, sin embargo, parece estar centrada en Las Tunas. En la necesidad de afianzar su historia local y desentrañar las esencias tras las particulares que la definen.

“Las jornadas de la ciudad de Las Tunas tienen que alcanzar a todos, ser más públicas. No podemos limitarnos a la quema simbólica en la noche del 26 de septiembre, el tunero debe sentir que estamos verdaderamente celebrando lo que somos. Asimismo, debemos significar más otras fechas como la victoria del 30 de agosto de 1897. No fue solo la toma de la ciudad, resultó un episodio que marcó la capitulación española en Cuba.

“En las bibliotecas del país no siempre están los profesionales capacitados para atender, por ejemplo, los temas relacionados con José Martí. Se siente en algunos sitios, como la Plaza Martiana de Las Tunas, un poco de desamparo de las autoridades, teniendo en cuenta el valor que eso tiene para el pueblo. Alertar, desempolvar, advertir dónde están los errores. Es una manera de indicar a los demás y convidarlos a hacerse eco de la realidad”.

Wílber hizo una primera entrega de su serie documental el año pasado por estas mismas fechas. En aquella propuesta buscó, de manera cronológica, en los inicios de la veneración mariana por estos lares, la presencia de Las Tunas en los anales de las celebraciones por el Día de las Madres y otros sucesos interesantes.

Ahora trabaja en una nueva apuesta arriesgada. Se adentra en la presencia aquí, de Carlos Manuel de Céspedes. “Sí, el Padre de la Patria vivió en Las Tunas luego del alzamiento en La Demajagua. Se estableció en la zona de Los Melones. Desde ese campamento emitieron los documentos más importantes de la Guerra de los Diez Años. Por ahí andamos, dando los primeros pasos de renovados desafíos”.

Tomado de Periódico 26

Universidad de Las Tunas
Alexis Ruíz Mulet

Alexis Ruíz Mulet

Profesor del Departamento de Comunicación Institucional Coordinador del grupo de Activistas de Opinión en las Redes Sociales Webmaster de las Universidad de Las Tunas, Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*