Hasta siempre Lidiador Audaz!

Un himno siento en mi alma, tan bello que sólo pudiera ser el de la muerte, si no fuese el que me anuncia, con hermosura inefable…que ya vuelven los tiempos de sacrificio grato y de dolor fecundo… (José Martí)
 
Así vivió usted Maestro eternamente inmerso en el verso del sacrificio.
¿Sabremos lidiar con el dolor de su partida?
Debemos, porque como para todos los grandes su muerte no es más que tránsito hacia la eternidad ganada con la obra de su vida. Plena de dolor fecundo al pie siempre de las palmas que crecen en su patria.
Otros te desearán descanso eterno yo te pido más:
Inspira a los casados, alienta a los desilusionados, se el martiano ejemplo de los que dudan y síguenos en espíritu y fuerza acompañando a los que seguimos tus pasos en las tribunas patria.
Hasta siempre Lidiador Audaz!
Hasta siempre Maestro Recaredo!
Universidad de Las Tunas

Risel Fernández Mora

Profesor del Departamento de Comunicación Institucional Coordinador del grupo de Activistas de Opinión en las Redes Sociales Webmaster de las Universidad de Las Tunas, Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*