Díaz-Canel: Todo lo que se recupere tiene que quedar mejor

“Tenemos que trabajar con el concepto que hemos estado defendiendo de que todo lo que se recupere tiene que quedar mejor que como estaba antes”, indicó el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al evaluar este martes, desde el Palacio de la Revolución, los daños preliminares causados por la tormenta tropical Laura, que tuvo incidencia en casi todo el archipiélago cubano.

En la reunión del Órgano Económico-Social del Consejo de Defensa Nacional — la tercera de este tipo convocada a raíz del paso del evento climatológico por la nación, conducida por el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz — el Jefe de Estado subrayó que, aunque no alcanzó la envergadura en afectaciones que esperábamos, “sí tenemos un grupo de daños que no son para subestimar”.

Luego de escuchar la explicación sobre la situación de las provincias, en voz de los gobernadores, así como de los sectores de la economía, por parte de los miembros del Consejos del Ministros, el mandatario apuntó que “hay más de dos mil viviendas dañadas, por lo que dan las cuentas de lo que se ha informado hoy, que todavía no es el número final”.

Como hemos visto, refirió, las viviendas que se han afectado son las que estaban en muy mal estado. “En la medida en que nosotros podamos reponerlas por otras con más fortaleza, la afectación de este tipo de eventos será menor. Estamos también pagando las consecuencias de las problemáticas que tenemos con el fondo habitacional”, acotó.

También hay afectaciones, especificó, en la agricultura y en el servicio eléctrico que aún no se ha recuperado en un porciento importante en el país, lo que origina, además, interrupciones en las comunicaciones y en el abasto de agua, fundamentalmente. “Por lo tanto, todo esto exige trabajar con rapidez”, subrayó el Presidente de la República.

Según confirmó el Jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, general de división Ramón Pardo Guerra, la tormenta tropical Laura dejó de ser un peligro para Cuba y todas las provincias y el municipio especial  Isla de la Juventud están en fase de recuperación. Como consecuencia de su trayectoria al sur del país, se protegieron 435 000 personas; 33 200 en centros de evacuación, el resto en casas de familiares y amigos. Al momento de la reunión un reducido número permanecía evacuado.

En el intercambio con los gobernadores y ministros, se confirmó que los daños más cuantiosos se contabilizan en el sistema eléctrico, en el cual se afectaron 1 157 megawatts, que deben estar restituidos, en lo fundamental, este miércoles, según el titular de Energía y Minas, Liván Arronte Cruz. Las provincias más perjudicadas son Pinar del Río y Santiago de Cuba, no obstante en todo el país existieron afectaciones.

En el caso de la vivienda, los perjuicios mayores están en las cubiertas; también se han certificado algunos derrumbes totales. Estas cifras están siendo evaluadas por equipos técnicos en los territorios, aunque ya se tomó la decisión de liberar los inventarios de materiales de la construcción para comenzar lo más pronto posible la recuperación.

Especialistas de la agricultura también precisan los datos, pero está determinado que los cultivos que más sufrieron a consecuencia de  los vientos de la tormenta tropical Laura fueron el plátano, la yuca y el maíz, fundamentalmente en las provincias de Artemisa y Mayabeque. Esos productos se están cosechando con agilidad para vender a  la población.

Respecto al impacto de las lluvias, se conoció en el encuentro que en 81 embalses del país hubo un aumento del nivel y, de manera general, se incrementaron las presas en 200 millones de metros cúbicos de agua, lo cual favoreció a Santiago, Guantánamo, Pinar del Río y Granma.

COVID-19, en la mira del país

En la capital están ingresadas 486 personas confirmadas con la COVID-19, aunque propiamente de La Habana son 403.

Como parte de su agenda diaria, el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, pasó revista igualmente al curso de la epidemia de la COVID-19 en Cuba, donde hasta la fecha se han reportado 3 744 pacientes, de los cuales 549 se mantienen activos e ingresados.

En la reunión del Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno para el control de la epidemia, que conduce el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, se confirmó que 3 102 personas están recuperadas de la enfermedad. En cambio, en las unidades de cuidados intensivos de La Habana están siendo atendidos tres pacientes en estado crítico y 14 graves, cifras que aumentan a raíz del nuevo brote de la enfermedad.

Como es habitual en estas sesiones de trabajo, a partir de la complejidad de la capital con más de dos millones de habitantes, el gobernador Reinaldo García Zapata informó que en la última jornada, de 3 169 muestras PCR estudiadas, se confirmaron 11 nuevos casos del SARS-CoV-2, ninguno correspondiente a los seis eventos de transmisión local de la enfermedad que parecen estar bajo control.

Precisó que, a partir del fuerte trabajo de investigación que se ha desplegado con cada uno de los casos, La Habana tiene solo cinco sin fuente de infección conocida, cifra que llegó a estar en 55, lo que suponía un riesgo mayor de transmisión.

En la capital están ingresadas 486 personas confirmadas con la COVID-19, aunque propiamente de La Habana son 403, según especificó García Zapata. Actualmente 88 pacientes suman más de diez días hospitalizados, lo cual presume se aumente el número de altas en las próximas jornadas. Los centros de aislamiento para sospechosos y para contactos tienen una ocupación del 49% y 56%, respectivamente.

En esta reunión del Grupo Temporal de Trabajo, el gobernador de Matanzas, Mario Sabines Lorenzo, explicó la situación de la provincia que reportó este martes ocho nuevos casos, a partir de un foco en Santa Marta que suma en total de 11 confirmados: cuatro personas de Cárdenas, cinco de Humberto Álvarez y dos del propio Santa Marta, todos se encontraban en condición de aislamiento.

En esa área, aseguró, se incrementa la pesquisa, se retoman medidas para la atención a los vulnerables, se ha limitado el acceso de personas, se suspendió parte del transporte y se desinfectan calles y viviendas.

Finalmente, también rindieron cuenta a la dirección del país las autoridades de Artemisa, territorio que continúa con tres eventos de transmisión local de la enfermedad; y de Mayabeque, que no reporta casos desde el 19 de agosto y mantiene su estabilidad epidemiológica.

Tomado de Cubadebate

Universidad de Las Tunas
Alexis Ruíz Mulet

Alexis Ruíz Mulet

Profesor del Departamento de Comunicación Institucional Coordinador del grupo de Activistas de Opinión en las Redes Sociales Webmaster de las Universidad de Las Tunas, Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*