El Uvero, una victoria rebelde adelantada a su tiempo

Por: Jorge Wejebe Cobo
 

El poblado de El Uvero, situado frente a la costa en las estribaciones de la Sierra Maestra, fue escogido por el Comandante en Jefe Fidel Castro para librar uno de los primeros combates del naciente Ej茅rcito Rebelde, dirigido por 茅l en el amanecer del 28 de mayo de 1957 con un primer disparo al equipo de radio del cuartel de la localidad.

Poco antes de esa acci贸n, las fuerzas de Fulgencio Batista reforzaron el cuartel con un destacamento de 60 soldados, fuertemente equipados.

De antemano, el servicio de inteligencia de la dictadura conoci贸 la fecha de salida el 19 de mayo desde Estados Unidos de la expedici贸n del yate Corynthia, compuesta por 27 compa帽eros de otra organizaci贸n insurreccional, dirigida por Calixto S谩nchez White, que persegu铆a desembarcar en la costa norte de la regi贸n oriental para abrir un frente en la Sierra Cristal.

El coronel Ferm铆n Cowley Gallego, jefe militar de la regi贸n norte de la antigua provincia oriental y quien era famoso por matar a los prisioneros a golpes, al conocer la oportunidad que tendr铆a de ascender y hacer m茅ritos ante el dictador asesinando a revolucionarios, esper贸 el desembarco con cientos de soldados y masacr贸 a la mayor铆a de los expedicionarios, entre ellos a su jefe, e impidi贸 que se establecieran en la Sierra Cristal como eran sus planes.

Fidel conoci贸 acerca de esa expedici贸n y para desviar la atenci贸n de la soldadesca enemiga que ir铆a tras la persecuci贸n de los que viajaron a la Isla en el Corynthia, decidi贸 realizar el ataque contra la guarnici贸n de El Uvero, como expres贸 en su reflexi贸n del primero de junio de 2007, titulada Un esclarecimiento honesto.

Destac贸 que un fuerte sentimiento de solidaridad los llev贸 a una decisi贸n dif铆cil que pon铆a en gran peligro la existencia de la columna rebelde todav铆a en una etapa temprana de consolidaci贸n de su capacidad de combate, pero ante esos peligros prevalecieron los valores de lealtad con los que combat铆an a la dictadura sin importar a que tendencia u organizaci贸n insurreccional pertenec铆an.

En esa 茅poca, el n煤cleo insurreccional de alrededor de 100 combatientes se iniciaba en la pr谩ctica de realizar emboscadas en los caminos y v铆as de acceso, en las cuales el factor sorpresa y el dominio del terreno permit铆an hacer bajas, sin casi p茅rdidas y solo un a帽o despu茅s dominar铆an ya la estrategia de cercar unidades enteras batistianas y aniquilarlas como correspond铆a realizar en El Uvero.

No obstante, con informaciones escasas e imprecisas en la madrugada del 28 de mayo comenz贸 el riesgoso ataque contra las posiciones enemigas, que a pesar de los riesgos que implicaba culminar铆a con una victoria rebelde adelantada a su tiempo.

El enemigo organiz贸 la defensa del cuartel basada en fortines hechos de gruesos troncos de madera, defendidos por soldados con ametralladoras y fusiles autom谩ticos, que fueron tomados por asalto uno a uno, con un gran derroche de coraje.

Juan Almeida result贸 impactado en el pecho y se salv贸 porque una cuchara que llevaba en el bolsillo atenu贸 la herida. Guillermo Garc铆a mantuvo el fuego y neutraliz贸 uno de los fortines. Ernesto Che Guevara dispar贸 parado con un fusil ametralladora que se encasquillaba.

Ra煤l Castro avanz贸 con su peque帽o pelot贸n contra otro de los fortines de troncos, todo en una carrera contra el tiempo antes de que apareciera la aviaci贸n.

As铆 fue transcurriendo el asalto, hasta que los soldados se rindieron despu茅s de alrededor de tres horas de acci贸n b茅lica.

Casi la tercera parte de los participantes resultaron muertos o heridos. Las fuerzas rebeldes tuvieron siete bajas, entre ellos Julito D铆az y Emiliano D铆az (Nano) adem谩s de ocho heridos, mientras que las fuerzas batistianas perdieron 14 hombres y totalizaron 19 heridos. Solo unos pocos soldados pudieron escapar.

Los revolucionarios ocuparon decenas de armas y miles de proyectiles y sobre todo se fortaleci贸 el esp铆ritu de lucha. Al decir del Che, con esa victoria se alcanz贸 la mayor铆a de edad del Ej茅rcito Rebelde.

(Con informaci贸n de ACN)

Tomado por Cubadebate

Universidad de Las Tunas
Alexis Ru铆z Mulet

Alexis Ru铆z Mulet

Profesor del Departamento de Comunicaci贸n Institucional Coordinador del grupo de Activistas de Opini贸n en las Redes Sociales Webmaster de las Universidad de Las Tunas, Cuba

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

*