Díaz-Canel en San Vicente y Las Granadinas: EEUU no comprende el carácter internacionalista, solidario y desinteresado del pueblo cubano

KINGSTOWN.-“Desde los albores de la civilización humana, ningún pueblo del mundo ha sido tan desinteresado como el de la Cuba revolucionaria”, sentenció el primer ministro de San Vicente y Las Granadinas, Ralph Gonsalves, quien solicitó al Gobierno de Estados Unidos “dejar tranquila a Cuba en el despliegue internacionalista de sus misiones médicas”.

El líder sanvicentino hizo la denuncia en la institución pública Moderno Centro Médico y de Diagnóstico de la ciudad de Georgetown, fruto de la colaboración bilateral y donde se realizó un acto de homenaje a la solidaridad de la Mayor de las Antillas.

En el encuentro participó el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista y presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y la delegación que encabeza como parte de una visita oficial a esta hermana isla antillana que comenzó el sábado y concluye este lunes, que continuará por Barbados y Granada. La gira incluye también su participación en la VIII Cumbre CARICOM-Cuba, que se celebrará este 6 de diciembre en Bridgetown.

“Los Estados Unidos de América no comprenden el carácter internacionalista, solidario y desinteresado del pueblo cubano -señaló en su discurso Gonsalves-; y como no lo entienden, entonces apelan a una mentira que refrendan en los informes del Congreso y aparece en los documentos del Departamento de Estado, y en el que se dice que ustedes, los médicos y demás personal de la Salud Pública cubana que se encuentran aquí y en muchas otras partes del mundo, son víctimas de tráfico de personas”.

“Con la inclusión de Cuba en esta lista suya, con el empleo de La frase “tráfico de personas” a los efectos de satisfacer sus propios intereses, Estados Unidos está prestando un muy mal servicio a la lucha en contra del tráfico internacional de personas”, subrayó el Primer Ministro.

“Nosotros -comentó a seguido- de vez en cuando nos dirigimos al Gobierno de Cuba para solicitar esta ayuda internacionalista, y ustedes -señaló al personal médico que trabaja en el Centro Médico y de Diagnóstico- han venido a nosotros de manera voluntaria, sobre la base de buenas condiciones de trabajo y de empleo, que es lo único que les ofrecemos”.

Los Estados Unidos de Norteamérica -reiteró Gonsalves- “deben de dejar de decir esa mentira si se quieren ganar el afecto en este sentido; y si quieren obtener ese afecto, entonces respalden un programa en los Estados Unidos que brinde los buenos servicios que prestan los cubanos en países como los nuestros, que tanto necesitan de ellos”.

“Aquí mismo, en nuestro país –añadió- está la sede de una organización no gubernamental (ONG) estadounidense que desarrolla un proyecto mundial de pediatría de excelencia y vienen varias veces al año a prestar ese servicio gratuito aquí, y entonces vienen gente de otras islas e inclusive de Estados Unidos que no pueden pagar esas atenciones en su país.

“Entonces, ¿sería un absurdo que el Gobierno de Estados Unidos nos acusara también a nosotros de tráfico de personas? Ellos tienen que parar de decir esas mentiras sobre Cuba, un pueblo que lo único que hace es cumplir un deber internacionalista desinteresado.

“Los Estados Unidos de América son amigos nuestros. Nosotros somos amigos de todo el mundo. Y nosotros luchamos por un mundo mejor, pero no le pidan a mi gobierno que respalde esas locuras, esos absurdos, porque no están determinados por ninguna consideración de humanidad”.

Estas son acciones -analizó más adelante Ralph Gonsalves- que forman parte de la politiquería instalada en el sur de La Florida por gobernadores, senadores, congresistas que se oponen a la Revolución cubana.

Leer más en Cubadebate

Universidad de Las Tunas

Dario Isidro Dominguez Corona

Profesor del Departamento de Comunicación Institucional Webmaster de las Universidad de Las Tunas, Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*