COVID-19 en el mundo: OMS advierte sobre el riesgo de una nueva ola

Una segunda ola de infecciones por el nuevo coronavirus no es inevitable actualmente, sin embargo, este riesgo se incrementa mientras cada vez más países ponen fin a las medidas de aislamiento, advirtió este miércoles en una conferencia Hans Kluge, director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa.

“Si no frenamos esos rebrotes, una segunda ola de contagios puede suceder, y puede llegar a ser muy devastadora”, alertó Kluge.

Según RT en Español, el directivo puntualizó que “actualmente, las cosas no están mejor que hace un año”.Y remarcó que “aún seguimos sin tener ni la vacuna ni un tratamiento contra la COVID-19”.

Estudio revela que el SARS-CoV-2 afecta a células del corazón

 

Una célula apoptótica (púrpura) infectada con partículas del virus SARS-COV-2 (amarillo), aislada de una muestra de un paciente. Imagen ilustrativa/ Reuters.

De acuerdo con RT en Español, un estudio realizado por biólogos moleculares y virólogos alemanes confirma que el SARS-CoV-2 es capaz de penetrar en las células del corazón y multiplicarse en ellas, causando mal funcionamiento de este órgano vital.

El impacto negativo del nuevo coronavirus al corazón de los pacientes ya es bien sabido, no obstante los científicos han estado interesados en saber cómo el virus afecta a su funcionamiento: directamente infecta las células del músculo cardíaco o provoca inflamación y otros trastornos en el organismo que afectan los latidos de los cardiomiocitos, células del músculo cardíaco capaces de contraerse.

Los investigadores alemanes —dirigidos por la profesora de la Universidad Goethe de Fráncfort, Stephanie Dimmeler— han estudiado ambas opciones, al infectar con dos cepas diferentes de SARS-CoV-2 las células cardíacas individuales y las muestras de tejido cardíaco humano, cultivadas artificialmente.

¿Qué encontraron?

Durante su investigación, el equipo probó que el nuevo coronavirus puede reproducirse en los cardiomiocitos, a pesar de que estas células prácticamente no producen la enzima TMPRSS2, crítica para el SARS-CoV-2. En vez de esta enzima, el virus usa otro tipo de biomoléculas de células cardíacas, aún no determinadas por los científicos.

Durante el experimento, ambas cepas del coronavirus penetraron con éxito los tres tipos de cultivos de células cardíacas, lo que provocó su mal funcionamiento y muerte masiva.

Los autores del estudio han llegado a la conclusión de que el SARS-CoV-2 daña el tejido cardíaco de forma directa, lo que debería tenerse en cuenta tanto en el tratamiento de los pacientes con covid-19 como en el análisis de las posibles consecuencias a largo plazo de la propagación del virus en la población.

Cabe mencionar que el estudio de los científicos alemanes se encuentra pendiente de revisión científica y fue publicado en el servidor de preimpresión sobre biología bioRxiv.

Tomado de cubadebate

Universidad de Las Tunas
Alexis Ruíz Mulet

Alexis Ruíz Mulet

Profesor del Departamento de Comunicación Institucional Coordinador del grupo de Activistas de Opinión en las Redes Sociales Webmaster de las Universidad de Las Tunas, Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*