Cuba sin COVID-19: Díaz-Canel chequea el plan para prevenir y enfrentar la enfermedad

La efectividad de las medidas que Cuba ha tomado para la prevención y el control del COVID-19 fue reconocida este martes en una reunión con las máximas autoridades de todas las provincias del país y el municipio especial Isla de la Juventud, dirigida por el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, el primer ministro Manuel Marrero Cruz y el vicepresidente Salvador Valdés Mesa.  

Según informó el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, la Isla continúa sin casos confirmados del nuevo coronavirus que ya ha afectado a 104 naciones. Hasta el momento —precisó el titular— se han ingresado para su estudio a 30 viajeros y luego de realizar siete nuevos análisis específicamente para COVID-19, que como los ocho anteriores dieron negativos, el país se mantiene sin la enfermedad.

En intercambio mediante videoconferencia con cada uno de los gobernadores y el intendente de la Isla de la Juventud, se evaluó el trabajo desplegado de manera más intensiva durante las últimas jornadas en aspectos del Plan de Prevención y Control, como la certificación de locales para el aislamiento y la hospitalización; la producción de nasobucos en el país; las audiencias sanitarias en comunidades y centros de trabajo; la capacitación de todos los implicados; la atención a la población más vulnerable; y la campaña de comunicación para mantener constantemente informado al pueblo.

Vice primer ministro Roberto Morales Ojeda. Foto: Estudios Revolución.

Al respecto de ese diálogo directo con las máximas autoridades de cada territorio, el vice primer ministro Roberto Morales Ojeda alertó que en estos momentos se desarrolla la primera parte de la capacitación sobre el COVID-19, que deberá continuar luego de manera más específica con cada uno de los sectores.

Asimismo, llamó la atención sobre la necesidad de certificar con los parámetros establecidos los locales donde se atenderán a los posibles enfermos. Específicamente sobre este tema, se conoció en la reunión que una comisión del Ministerio de Salud Pública está recorriendo actualmente el país para revisar las condiciones de los sitios previstos en el Plan.

Morales Ojeda insistió además en la preparación del personal que estaría trabajando en esas unidades médicas, de manera voluntaria y por un prolongado periodo de tiempo. De ahí que, enfatizó, deba tocarse con la mano cuestiones como las condiciones para el descanso del personal y otros detalles previstos en situación de cuarentena.

El vice primer ministro mencionó aspectos esenciales como el coeficiente de disponibilidad técnica de las ambulancias que en algunas provincias está por debajo del 50% y por tanto debe preverse el apoyo de otro tipo de transporte para trasladar a los enfermos. También subrayó la posibilidad de que aumenten las consultas por síntomas respiratorios y la necesidad de que los médicos determinen bien los pasos a seguir en cada caso, para no sobrecargar el sistema de salud de la nación.

Ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda. Foto: Estudios Revolución.

En la reunión con los gobernadores —que se realiza todos los  meses y en esta ocasión tuvo como tema principal el enfrentamiento al nuevo coronavirus— los ministros de Industrias y del Comercio Interior confirmaron que el país tiene cobertura del cloro que debe utilizarse en la desinfección de las superficies y se mantiene estable su producción. A la par, se importan nasobucos y se ha comenzado la confección de otra cantidad de mascarillas en la industria nacional y local.

Al evaluar las medidas que se están poniendo en marcha, el primer ministro Manuel Marrero Cruz consideró que ha habido un proceso intensivo en la implementación del Plan para la Prevención y el Control del COVID-19 en Cuba. 

Reiteró la importancia de las audiencias sanitarias, las cuales, dijo, parten de la necesidad de mantener informada a la población. Que no se quede un solo lugar, puntualizó, sin el aviso oportuno a nuestro pueblo.

El primer ministro indicó a gobernadores e intendentes prestar especial atención a los puntos de carretera donde se concentran personas de viaje, como servicentros y cafeterías; reducir al máximo el traslado de enfermos; y continuar el seguimiento al control sanitario en las fronteras que ha sido muy efectivo, agregó.

Se ha cerrado la primera parte de un ciclo, destacó, ahora iremos al contraataque con otras medidas del Plan.

Tomado de Cubadebate

Universidad de Las Tunas
Alexis Ruíz Mulet

Alexis Ruíz Mulet

Profesor del Departamento de Comunicación Institucional Coordinador del grupo de Activistas de Opinión en las Redes Sociales Webmaster de las Universidad de Las Tunas, Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*