Respuesta de la juventud al llamado de la Patria

La juventud cubana revolucionaria, martiana y fidelista siempre ha estado presente cuando la Patria ha necesitado de ella. Lo demostraron los jóvenes participantes en el Alzamiento del 30 de noviembre 1956, en un momento en que lo que hacía falta era que se llevaran a cabo acciones en la Isla que impidieran al ejército batistiano trasladar sus efectivos con suficiente rapidez a la zona de desembarco del Granma.

Y lo demostraron los jóvenes de hoy al juntarse en la tarde de este 29 de noviembre, en el parque Trillo de La Habana, para denunciar una nueva injerencia del imperialismo norteamericano, protagonista de la farsa de San Isidro.

En representación de los estudiantes cubanos alzó su voz en Tángana de Trillo Karla Santana, presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria de la Universidad de la Habana: “Vinimos aquí para que se sepa que hay juventud revolucionaria para rato. Nadie nos arrebatará la Revolución. Con ella nadie puede equivocarse”.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, conmovido por la actitud de los jóvenes, se movió hasta el parque para asistir a la cita. “Sentía por convicción y sentimiento que debía estar aquí. Es un encuentro de jóvenes y la Revolución siempre ha contado con ellos. Ustedes han escrito una página heroica en la lucha contra la COVID-19. Tenía que estar aquí porque yo tampoco estoy tan viejo”, alegó el mandatario.

A 64 años de aquel glorioso 30 de noviembre en Santiago de Cuba, la juventud cubana deja claro que la sangre derramada por Pepito Tey, Tony Alomá, Otto Parellada no fue en vano. La Revolución está más firme que nunca.

Universidad de Las Tunas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*