Trump trató de reclutar secretamente a científicos alemanes que trabajan en cura para la COVID-19 buscando obtener una vacuna “solo para los Estados Unidos”

El periódico WELT am Sonntag informó que la administración de Trump había ofrecido grandes sumas de dinero en efectivo a la empresa de biotecnología con sede en Alemania CureVac para garantizar los derechos para el trabajo de la vacuna, “pero solo para los Estados Unidos”.

Según los informes, el presidente alemán confirmó que el presidente Donald Trump intentó reclutar científicos alemanes que trabajaban en la cura del coronavirus y ofreció grandes sumas de dinero para garantizar los derechos exclusivos de su trabajo para los EE.UU.

El destacado periódico alemán WELT am Sonntag informó que Trump había ofrecido grandes sumas de dinero para atraer a la empresa alemana CureVac a los Estados Unidos y asegurar los derechos exclusivos de una vacuna.

La firma trabaja con el Instituto Paul Ehrlich de Vacunas y Medicamentos Biomédicos, de propiedad federal, en una cura para el coronavirus.

CureVac negó “rumores de una adquisición” en un comunicado del 15 de marzo. La compañía de biotecnología dijo que ha estado en contacto con muchas organizaciones y autoridades globales, pero “se abstiene de comentar sobre especulaciones y rechaza las acusaciones sobre ofertas de adquisición de la compañía o su tecnología”.

Una fuente del gobierno alemán dijo que Trump estaba tratando de encontrar una vacuna contra el coronavirus para Estados Unidos, “pero solo para Estados Unidos”.

El periódico dijo que el gobierno alemán está luchando ofreciendo incentivos financieros a la compañía si permanece en Alemania.

Un portavoz del ministerio de salud alemán le dijo a WELT am Sonntag que el gobierno estaba involucrado en discusiones “intensivas” con CureVac sobre el mantenimiento de la compañía con sede en el Reino Unido.

“El gobierno alemán está muy interesado en garantizar que las vacunas y las sustancias activas contra el nuevo coronavirus también se desarrollen en Alemania y Europa”, dijo el periódico citando a un funcionario del Ministerio de Salud.

“En este sentido, el gobierno está en intenso intercambio con la empresa CureVac”.

En otro comunicado, el ministerio de salud dijo a Reuters que el informe de WELT am Sonntag era exacto: “Confirmamos el informe en WELT am Sonntag”, dijo un portavoz.

Florian von der Muelbe, director de producción y cofundador de CureVac, dijo a Reuters la semana pasada que la compañía esperaba tener una vacuna experimental lista para junio o julio para poder pedir permiso para comenzar a realizar pruebas en humanos.

Dijo que una vacuna de baja dosis que la compañía esperaba desarrollar podría hacerla adecuada para la producción en masa dentro de las instalaciones existentes de CureVac.

En un comunicado la semana pasada, CureVac dijo que el presidente ejecutivo saliente, Daniel Menichella, había sido invitado a la Casa Blanca para una reunión con el presidente Trump para discutir estrategias y oportunidades para la producción de una vacuna contra el coronavirus.

“Estamos muy seguros de que podremos desarrollar una potente vacuna candidata en unos pocos meses”, dijo Menichella en un comunicado.

Karl Lauterbach, un importante político alemán y profesor de economía de la salud y epidemiología, dijo en respuesta a la historia: “La venta exclusiva de una posible vacuna a los Estados Unidos debe evitarse por todos los medios. El capitalismo tiene límites”.

(Tomado de Cubadebate)

Universidad de Las Tunas
Alexis Ruíz Mulet

Alexis Ruíz Mulet

Profesor del Departamento de Comunicación Institucional Coordinador del grupo de Activistas de Opinión en las Redes Sociales Webmaster de las Universidad de Las Tunas, Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*