Otro mérito para Celia

Cuando hace pocos días circulaba en las redes sociales en Internet la noticia de que la profesora Celia Díaz Castillo recibió la Distinción Especial del Ministro de Educación Superior en posgrado, las felicitaciones y el reconocimiento de sus compañeros y alumnos dejaban ver que este era otro de sus méritos. El más importante de ellos, la huella que deja en sus discípulos, lo tiene ya con creces.

Vicedecana de investigación y Posgrado en la Facultad de Ciencias Pedagógicas de la Universidad de Las Tunas, acumula 36 años de trabajo en la casa de altos estudios.
La Doctora en Ciencias Pedagógicas comenta, con mucha modestia, que este es un estímulo muy importante para su trayectoria y también para el departamento de posgrado, donde se imparten tres maestrías y un doctorado, que han ayudado a la formación de los docentes y a incrementar su preparación.

En medio de un curso escolar retomado de manera atípica, Celia asegura que esta distinción es impulso para continuar con los procesos de superación que, aun en medio de estas condiciones inusuales, no se han detenido.

Su labor durante el 2019, un año intenso según lo describe, fueron un peldaño indispensable para este reconocimiento. En ese período formó parte del claustro en 4 maestrías, no solo dentro de la universidad tunera, sino también en otras instituciones de la provincia y en el Instituto Superior Pedagógico Enrique José Varona de la capital cubana.

Precisamente en la institución habanera impartió docencia y tutoreó tesis de estudiantes venezolanos y obtuvo buenos resultados con sus alumnos del Máster sobre Orientación, Diagnóstico y Creatividad realizado en coordinación con la nación peruana.

El próximo curso escolar depara otros retos para Celia; el de continuar con la formación de maestrantes y doctores, sobre todo tratando de cautivar a los más jóvenes y sumarlos a estos importantes momentos del crecimiento profesional. Además, se mantendrá activa en dos proyectos de investigación a los que pertenece. Uno de ellos versa sobre las influencias educativas en niños, adolescentes y jóvenes y está relacionado estrechamente con el desarrollo local y la integración social y comunitaria. El otro, forma parte de la Cátedra Mujer, Familia y Sociedad y está enfocado en la ruralidad, el género, las masculinidades y también en el desarrollo local.

Todavía falta mucho a la ya vasta carrera de Celia que continuará acompañada por los aplausos de una tesis finalizada de la cual fue tutora, el agradecimiento eterno de sus estudiantes y todos los reconocimientos con los que la universidad a la que ha dedicado su vida la seguirá agasajando.

Universidad de Las Tunas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*