Nuevas medidas organizativas en el sector del transporte del país

Ante la situación coyuntural que presenta el país relacionada con la disponibilidad de combustible diésel, uno de los sectores que implementarán nuevas medidas organizativas es el del transporte, con el objetivo de mitigar las afectaciones a la población.

Al respecto, Marta Oramas Rivero, viceministra primera, explicó que ha sido necesario elaborar un conjunto de prioridades en los servicios de transportación pública.

En el caso de los servicios aéreos, precisó la Viceministra Primera, no habrán afectaciones en esa rama, sin embargo, se trabaja para que no existan dificultades en los equipos especializados que se emplean en la sostenibilidad de las operaciones de los aeropuertos cubanos.

En la rama ferroviaria, comentó, se suspenden temporalmente tres trenes del servicio nacional: Habana–Sancti Spíritus, Santa Clara-Santiago de Cuba y Camagüey–Bayamo, mientras que el tren Habana–Pinar del Río se mantiene con dos salidas a la semana.

El servicio de los trenes nacionales continúa su programación normal hasta el sábado 14 de septiembre, mientras el domingo 15 comienza el ajuste a una frecuencia cada cuatro días con origen en La Habana y destino Holguín, Bayamo, Santiago de Cuba y Guantánamo.

En el caso del tren Habana–Santiago se restablecen, en el nuevo itinerario, las paradas en Guayos, Sancti Spíritus,  y en Jaruco, Mayabeque, respondiendo a los intereses de que estas eran las únicas estaciones donde no paraba en el recorrido.

Eduardo Hernández Becerra, director de la Unión de Ferrocarriles de Cuba, enfatizó que en cada parada el tiempo de espera de los trenes aumentó a siete minutos para facilitar el abordaje de los pasajeros.

Sobre el servicio automotor, mayor consumidor de combustible, los ajustes son mayores por cuanto, a partir de este viernes comienzan a afectarse las salidas en la programación, precisó Oramas Rivero.

El director de Ómnibus Nacionales, Oscar Carvajal, destacó que a partir del día 16 de septiembre se implementará una salida de guagua diaria desde La Habana hacia las cabeceras provinciales y de regreso.

Adicionalmente a ello, se incorporarán una salida a Manzanillo y otra a Baracoa para asegurar los intermodales del tren de Guantánamo y Manzanillo, así como la ruta Habana–Batabanó y viceversa para el servicio de barcos hacia la Isla de la Juventud.

En el caso de quienes tengan boletos reservados a otros destinos por este medio para viajar antes del 30 de septiembre, pueden dirigirse a partir de este viernes a las agencias de pasajes para la   cancelación y reintegración total del costo del pasaje, explicó la Viceministra Primera.

«La venta de nuevos boletos a la población queda suspendida a partir de la necesaria protección que debemos brindarles a los pasajeros que tienen boletos comprados, los cuales cuentan con una prioridad ante las posibilidades y capacidades disponibles que existen en los trenes», precisó.

Sobre el servicio de catamaranes con destino a la Isla de la Juventud, continúan hasta el domingo en su programación habitual, y a partir del lunes, se reduce a una salida diaria tanto en la ida como en la vuelta, comentó Fredy Álvarez León, director Comercial de la empresa Viajero.

En el caso del transporte público en la capital, aunque se están realizando ajustes en la programación, se priorizan los horarios picos de afluencia de pasajeros y se están implementando medidas alternativas como los trompos en tramos cortos y los inspectores estatales.

Tomado de Granma
Universidad de Las Tunas
Alexis Ruíz Mulet

Alexis Ruíz Mulet

Profesor del Departamento de Comunicación Institucional Coordinador del grupo de Activistas de Opinión en las Redes Sociales Webmaster de las Universidad de Las Tunas, Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*