Nuevas medidas adoptadas por el grupo temporal provincial para enfrentar la pandemia

Las Tunas.- El alza del número de contagiados con el coronavirus SARS-CoV-2 ha complejizado la situación epidemiológica en toda Cuba y aunque esta provincia permanece en la etapa de nueva normalidad hay un evidente rebrote de casos durante las últimas semanas, muy superior a las cifras que se habían reportado desde el inicio de la pandemia.

 

Ante este panorama el Grupo Temporal de Trabajo aprobó varias medidas para los municipios de Las Tunas y Puerto Padre, que son los de mayor incidencia en el territorio, para evitar una transmisión de la enfermedad y por ende el retroceso a fases anteriores.


“Hemos anticipado acciones de los protocolos establecidos para prevenir un retroceso epidemiológico en el territorio. Los últimos 15 días -desde el 29 de diciembre pasado- reportan 64 casos positivos en este rebrote de la enfermedad”, explicó la doctora Guiuzel Cutiño Pavón, subdirectora provincial de Salud Pública.

 

En primer lugar, se aprobó el uso obligatorio del nasobuco y un mayor control de desinfección de las manos con el hipoclorito de sodio al uno por ciento o solución hidroalcohólica al 70 por ciento a la entrada de las instituciones.


De acuerdo con las nuevas orientaciones se fortalece la vigilancia a las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) y las pesquisas activas con la participación de las organizaciones de masas, grupos de trabajo comunitario, además de los médicos y enfermeras de la comunidad. El propósito es detectar a posibles enfermos de manera oportuna, diagnosticar y aislar.


Las consultas externas, siempre y cuando sea posible, serán reprogramas y se interconectarán a las comunidades. A partir de ahora identificarán como violación de los protocolos del Control Sanitario Internacional aquellos contactos declarados por los viajeros cuya dirección no se corresponda con la expuesta.

Hasta este momento se mantienen las actividades del curso escolar a partir del estricto cumplimiento de las indicaciones, que incluyen la suspensión de matutinos, las salidas del aula para las meriendas y almuerzo de manera escalonada y sin aglomeraciones. En las filas deben respetarse la distancia de un metro entre cada estudiante.


Por su parte, los centros hospitalarios suspenden las visitas a los ingresados y de producirse alguna situación epidemiológica no se permitirán cambios de acompañante. Las instituciones sociales tampoco permitirán pases ni visitas de los parientes; esto último también es válido para las penitenciarías. En las casas de abuelos y hogares de ancianos proseguirá el servicio diurno, atendiendo a las valoraciones de las autoridades de estos municipios.


Acciones de prevención y promoción de salud están previstas en los centros laborales para elevar la percepción de riesgo. Los trabajadores deben conocer el proceder en caso de que visiten áreas de riesgo nacional o mantengan el contacto con algún viajero. Continúa la prohibición de laborar con síntomas respiratorios y quienes los padezcan tienen la obligación de acudir con inmediatez al médico.


También hay que definir en los locales de reunión el grupo máximo de personas que podrá entrar, con un espacio de al menos un metro entre cada una de ellas. Durante el período se fomentará el trabajo a distancia de acuerdo con las condiciones y el tipo de actividad.


Por otro lado, se cierran las piscinas, tanto del sector estatal como del privado, los bares, centros nocturnos, cines, teatros y salas de concierto. Quedan prohibidas las actividades públicas y fiestas particulares; los infractores serán multados y presentados ante los tribunales. Igualmente se establece que a partir de las 7:00 pm no se podrá hacer estancia en parques, plazas u otros lugares públicos.


Desde marzo del 2020 hasta la fecha, Las Tunas reporta más de 200 positivos a la Covid-19 con un incremento significativo de los autóctonos. Son tiempos de extremar las medidas, pues las indisciplinas y la irresponsabilidad pueden dar al traste con los esfuerzos por preservar la estabilidad epidemiológica.

La provincia confirma durante las últimas 24 horas cuatro nuevos positivos al SARS-CoV-2. El rebrote epidémico que vive el territorio en las más recientes jornadas marcan al municipio de Puerto Padre y la ciudad capital como los de situación sanitaria más complicada. El área de Salud del policlínico Guillermo Tejas tiene la mayor tasa de incidencia.

Universidad de Las Tunas
Alexis Ruíz Mulet

Alexis Ruíz Mulet

Profesor del Departamento de Comunicación Institucional Coordinador del grupo de Activistas de Opinión en las Redes Sociales Webmaster de las Universidad de Las Tunas, Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*