Evalúa Consejo de Ministros marcha de la Tarea Ordenamiento y otros asuntos cardinales de la nación

A casi dos meses de la arrancada de la Tarea Ordenamiento, uno de los procesos económicos más complejos asumidos por la nación, el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, consideró que “se ha trabajado arduamente, se ha seguido planteamiento a planteamiento, discusión a discusión, y se han ido rectificando cuestiones que no nos salieron bien”.

Al hacerse una evaluación en la más reciente reunión del Consejo de Ministros sobre los resultados iniciales de esa medida, el Jefe de Estado ratificó que se continúa con la misma voluntad de analizarlo todo, “no se ha desmontado el sistema de trabajo diario y tenemos que seguir ajustando un grupo de temas para que la Tarea Ordenamiento funcione”.

Marzo puede ser un mes de consolidación, evaluó Díaz-Canel, de acercarnos al ordenamiento en su expresión más pura, más transparente. “Pero hay que trabajar mucho y sacar lecciones, porque procesos complejos como este vamos a seguir viviendo en estos tiempos, sobre todo en el ámbito económico”.

El mandatario reflexionó sobre la necesidad de darles más participación a los expertos cada vez que se va a asumir una medida de tamaña trascendencia. Cuando se aborde una tarea de esta complejidad, indicó, hay que traer a la discusión a los que más saben de cada uno de esos temas.

“La vida nos ha dicho que ninguno de nosotros tiene la verdad absoluta, cada vez hay que trabajar más en equipo, cada vez hay que consultar más el conocimiento de expertos, cada vez tenemos que buscar más contradicción en el debate de lo que vamos a diseñar”, reflexionó el Presidente.

En la reunión del máximo órgano del Gobierno, que fue conducida por el primer ministro Manuel Marrero Cruz, y donde se examinaron varios asuntos de la vida económica y social de la nación, Díaz-Canel comentó sobre cuestiones que fallaron en este proceso, entre ellas la capacitación de los directivos que están encargados de su materialización. De tal manera, insistió en el sentido de responsabilidad que deben tener los cuadros con su autopreparación.

“Todos tenemos que estar inconformes con lo que sabemos, tenemos que estar estudiando, buscando referencias, criterios, haciendo valoraciones, porque todo tiene mucha complejidad, y también estamos viviendo tiempos muy complejos”. Hay que dar ejemplo y exigir esa preparación en los subordinados, dijo.

Ante el tratamiento irresponsable de determinadas cuestiones que estaban bien diseñadas en la Tarea Ordenamiento, como el caso de los altos precios que se impusieron en comedores obreros, el Presidente criticó la falta de sensibilidad e inquietud revolucionaria que se evidenció en algunos directivos.

“A los cuadros nos tiene que preocupar todo lo que afecte a la Revolución”, y tenemos que estar inquietos, molestos frente a lo mal hecho, activos y sensibles con los problemas de la población; como nos ha dicho el General de Ejército en varias ocasiones: tener el oído pegado a la tierra, pero para escuchar, accionar y no permitir que los problemas se acumulen, aseveró.

Díaz-Canel se refirió también a los problemas de comunicación; a la demora y a la burocracia que traban los procesos; y a la necesidad de que los análisis económicos partan siempre de cómo lograr eficiencia para mejorar los indicadores y no de aumentar precios a costa de seguir haciendo mal las cosas.

En su reflexión frente al Consejo de Ministros sobre estos temas, el mandatario consideró que se han asociado a la Tarea Ordenamiento deformidades económicas y malas prácticas que existían con anterioridad. Por otro lado, agregó, se sumaron inconformidades a partir de la mala argumentación a los colectivos sobre determinadas decisiones que luego, al explicarse mejor, tuvieron buena acogida y comprensión.

A todo eso se ha añadido, resumió, reclamos que se alejan de la esencia del ordenamiento monetario, que no se pueden admitir, relacionados con mantener, por ejemplo, los subsidios.

La Tarea Ordenamiento, reiteró Díaz-Canel, defiende la justicia social, pero sin igualitarismos. No la sostiene subsidiándolo todo; la defiende amparando al más vulnerable y protegiendo al que lo necesita.

Leer más en Cubadebate

Universidad de Las Tunas
Alexis Ruíz Mulet

Alexis Ruíz Mulet

Profesor del Departamento de Comunicación Institucional Coordinador del grupo de Activistas de Opinión en las Redes Sociales Webmaster de las Universidad de Las Tunas, Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*