Desempeño de élite:

Por: Norge Manuel Peña Hernández.
Tarde de lluvia, suenan los acordes de nuestro Himno Nacional en el teatro del Campus “Pepito Tey.” Bajo las escaleras, cámara en mano. La Universidad de Las Tunas es más grande de lo que la costumbre de verla diariamente nos dice. Acá ocurren a cada hora hechos estupendos que luego no quedan grabados, sino en la memoria de sus hacedores porque, en el acontecer hubo de todo, menos el cronista.
No sucederá aquí. Me han dicho con tiempo que los muchachos de la FEU realizarán una actividad relacionada a la OCLAE (Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes). Llego y lo que me encuentro me fascina. Ahora está haciendo uso de la palabra la representante de Guyana. El Secretario General de la ONU escucha atentamente. Más tarde, el público aplaude.
Uno por uno, los países del mundo condenan el bloqueo contra Cuba. Pasan por la tribuna Angola, Francia, España, Rusia, los Estados Unidos, Cuba, entre otros. La solemnidad con que se desenvuelven en sus roles los jóvenes universitarios, deja en evidencia de que se trata de un ejercicio serio y bien pensado de aprendizaje.
Las entrevistas individuales me confirman que no son palabras vacías de gente que lee un papel sin saber siquiera qué decodifica desde los símbolos gráficos. Allá arriba se apoyaron en el texto escrito, pero ante mis preguntas de entrevistador reflejan, en medio de la más natural espontaneidad, que son conscientes plenamente de lo que se trata.
Cualquier discípulo se consternaría algo ante la cámara, pero esta cohorte de representantes simbólicos de las naciones del orbe, ponen en acciones el aplomo de los diplomáticos de carrera. Me surge la sospecha secreta de que estoy frete a un equipo de primera línea. Demasiada fluidez en el hablar, en encontrar las ideas, eso, no es casualidad.
Por allá veo a Adriana García Rivera, la conozco, sé que sabe proyectarse. Hizo de los Estados Unidos y comenzó su discurso hablando en…inglés! Cerca de ella, puedo observar al representante de la mayor de las Antillas, nada más y nada menos que un medallista del recién terminado VI Foro Internacional de Oratoria, Daniel Antonio Labrada.
Si, muy casual que, de hecho, tenga la ocasión de entrevistar como parte de los allí congregados a Alexander del Toro Briñones -Jum, jum- premio CITMA-2023. Él me explica que se trata de una actividad encaminada a cumplir con los acuerdos de varios congresos de la OCLAE, en aras de incentivar en el estudiantado universitario cubano el ser conscientes de los desafíos que enfrenta el mundo, de cómo se maneja la política a nivel internacional y el impacto que tienen estos elementos para nuestro país.
Los restantes entrevistados no son muy célebres todavía por sus resultados, pero apuesto que, dentro de esa tropa, escucharemos repetir varios nombres en próximas jornadas.
Más allá de haber sido escogidos entre lo más valioso de este plantel, podemos asegurar que son reflejo de su talento, de la entrega que pusieron a este reto y de la preparación que les llegó desde el magisterio de excelentes profesores. Su despliegue en la denuncia de la política agresiva del imperialismo del norte, en la actuación y en la coherencia de las ideas, ha sido de primera clase.
Debemos felicitarles por comprender que, contextos de aprendizaje como el que comentamos, no solo favorecen su propia formación de futuro profesional, en capacidades para la defensa de criterios, para la argumentación, sino que, además contribuyen a la formación de otros, cuando les escuchen.
Experiencia tan valiosa no podía pasar al olvido, razón por la cual, he marchado de este cónclave cargado de evidencias (fotos, videos, entrevistas), por lo que solo falta editar el material reunido. Tendremos entonces, la oportunidad de verles en acción. Esta tarde lluviosa ha valido la pena, he sido testigo de un desempeño de élite. Hoy no faltó el cronista.
Universidad de Las Tunas