Desde hoy, a las aulas tuneras el grueso de la Enseñanza General

Las Tunas.- Desde la semana pasada, con el regreso a clases de los alumnos de noveno grado, las calles del municipio de Las Tunas lucieron otra vez los colores del uniforme escolar; pero, sin dudas, en la jornada de este lunes esa realidad será más notoria.

Aquí y en el municipio de Colombia, al sur de la provincia, regresan los muchachos a las aulas para cerrar su ciclo lectivo de manera presencial. Habían interrumpido, los primeros, desde el mes de abril; los segundos, desde hace apenas unos pocos días ante el alza de la Covid-19 por estos lares. Esa vuelta significa que será la provincia de Las Tunas, marcada también por un escenario excepcional, la única en Cuba que ha podido concretar el curso escolar 2020-2021 con determinada regularidad presencial.

Por supuesto, un cierre tan atípico como el año todo, marcado por medidas sanitarias extremas, la obligatoriedad del uso del nasobuco, los pasos podálicos, la limitación en el acceso a los centros docentes, los reajustes de horarios y la necesidad, cada día más evidente, del diálogo con la familia y el protagonismo de esta en el cierre de la etapa.

Nílser Piñeda Cruz, director provincial de Educación, explicó este fin de semana, que el curso se ha desarrollado hasta ahora de acuerdo con los planes establecidos. La semana pasada se concluyeron las actividades con la mayoría de los estudiantes de noveno grado.

Dijo, además, que las enseñanzas Primaria y Especial seguirán trabajando según las orientaciones indicadas hasta ahora y confirmó que no se reanudarán las actividades presenciales de los cursos de pregrado en la Educación Superior.

En las escuelas se realizaron encuentros con los padres en estos días previos y ya algunos, lo mismo en diálogos cordiales que en el intercambio por grupos de WhatsApp, han destacado que este tiempo en las aulas es para consolidar saberes, aplicar las evaluaciones que están orientadas con tiempo suficiente y cerrar oficialmente la etapa lectiva: nadie va a repetir el curso ni se harán exámenes finales, salvo que el estudiante decida subir notas o lo necesite para su pase de grado.

Los alumnos de séptimo, octavo, décimo y onceno grados realizarán sus evaluaciones entre el 28 junio y el 2 de julio; y en el caso de los estudiantes del duodécimo grado Nílser Piñeda en su intervención de este sábado, destacó que, al estar previstas las pruebas de ingreso para febrero del 2022, se unirán dos duodécimos el próximo curso. Aseguró que todos los estudiantes recibirán la atención docente de acuerdo con las especificidades de cada municipio.

El directivo reiteró que los alumnos de primero y segundo años de la Enseñanza Técnica y Profesional (ETP) y el primero de Obrero Calificado (OC) asistirán a la escuela de lunes a viernes en una sesión de clases, y en la contraria se vincularán con las tareas de impacto, las producciones cooperadas, las aulas anexas, entre otras modalidades.

Quienes cursan el tercer año de la ETP asistirán a la escuela tres días a la semana y en los otros dos realizarán prácticas en las entidades laborales. Los del segundo año de OC realizarán el examen de obtención de calificación obrera del 28 de junio al 10 de julio.

Tomado de Periódico 26

Universidad de Las Tunas
Alexis Ruíz Mulet

Alexis Ruíz Mulet

Profesor del Departamento de Comunicación Institucional Coordinador del grupo de Activistas de Opinión en las Redes Sociales Webmaster de las Universidad de Las Tunas, Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*