Barbados, la herida sigue abierta

Por: 

Como herida que nunca cicatriza, cada 6 de octubre el pueblo cubano revive, con la misma intensidad, el dolor de hace 44 años, cuando un avión de cubana de aviación fue derribado por el odio de la mafia anticubana radicada en Miami.

Con la caída al mar de la aeronave, los sueños de 73 personas inocentes fueron truncados, entre ellos, 16 deportistas y ocho funcionarios, técnicos de la delegación cubana de esgrima que regresaba victoriosa en los Juegos Centroamericanos.

La primera explosión los sorprendió imaginando las felicitaciones, los besos de sus parejas, el abrazo de sus padres, el alegre recibimiento en el aeropuerto José Martí. Con la segunda bomba, ya fue el terror de la muerte inminente, absurda, trivial.

El pueblo cubana ha denunciado incansablemente el brutal crimen. Sin embargo, los autores desenmascarados y confesos, Orlando Bosch y Luis Posada Carriles, vivieron protegidos por el gobierno estadounidense y fallecieron sin pagar por su crimen.

Desde el mismo triunfo revolucionario, la mafia anticubana en Miami, apoyada por los diversos gobiernos de Estados Unidos ha ensayado los más disimiles actos para aterrorizar al pueblo de Cuba.

Los intentos de magnicidio, asesinatos y secuestros de diplomáticos, explosiones en hoteles de turismo internacional, secuestro de barcos y aeronaves, introducción de enfermedades como el dengue y voladuras de centros de interés económico integran la larga lista que ha dejado tres mil 478 cubanos muertos y miles de heridos, entre ellos dos mil 099 incapacitados permanentemente.

Para honrar la memoria de Carlos Leiva y de Leonardo Mackenzie, jóvenes tuneros que perdieron la vida en el atentado, la casa natal del primero fue convertida en el Museo Memorial Mártires de Barbados, institución que también recuerda al mundo la ignominia del terrorismo de estado.

El 6 de octubre fue institucionalizado como el «Día de las Víctimas del Terrorismo», se dedica a luchar contra las acciones violentas y a rendir homenaje a quienes han perdido sus vidas por ese flagelo a lo largo de la historia de la Revolución cubana.

Tomado de Tiempo21

Universidad de Las Tunas
Alexis Ruíz Mulet

Alexis Ruíz Mulet

Profesor del Departamento de Comunicación Institucional Coordinador del grupo de Activistas de Opinión en las Redes Sociales Webmaster de las Universidad de Las Tunas, Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*