Maceo y Che.

Seremos como el Che fue una consigna repetida por la mayoría de nosotros cuando transitamos por la inolvidable experiencia pioneril. Hoy, en el contexto de la actualización del modelo económico cubano, se convierte en una necesidad convertirla en modos de actuación.

La realidad exógena y endógena reclama de mujeres y de hombres nuevos, que se transfiguren de simples espectadores de la realidad socioeconómica en protagonistas de las transformaciones revolucionarias por un mundo mejor, por un mundo inclusivo. El  Che Guevara resulta, en tal empeño, el referente más notorio. Esta aseveración también es extensiva a Antonio Maceo.

Maceo y el Che Guevara nacieron, casualmente, un día como hoy en siglos diferentes. Ambos constituyen ejemplos imperecederos de patriotismo, valor a toda prueba, perseverancia, audacia, honestidad, fidelidad a los ideales de justicia social e intransigencia revolucionaria. Ambos dejaron su impronta en la Historia de Cuba y trascendieron a su tiempo; son nuestros, de los cubanos y cubanas de estos tiempos y de los que están por venir.

Maceo, que tenía tanta fuerza en la mente como en el brazo al decir de Martí, nos legó en su enérgica protesta en Mangos de Baragúa, una de las páginas de las más espléndidas de la historia patria. El Che Guevara, sin una sola mancha en su conducta, nos dejó la imagen del hombre nuevo.

No fueron, ni son dioses pero los petrificamos en sagrados monumentos y estatuas, es preciso revivirlos porque son hombres luz. Asumirlos  desde sus enseñanzas, sus valores, su humanismo.

Seremos como el Che significa ser modestos, honrados, patriotas. El altruismo, la solidaridad y el internacionalismo, maravillosa triada que distingue la personalidad del Che, se convierte, ahora, en un paradigma para ser realizado por todos nosotros, actores “(…) de ese extraño y apasionante drama que es la construcción del socialismo (…)” hagámoslo, seamos en la práctica como el Che y venceremos.

Universidad de Las Tunas
Alexis Ruíz Mulet

Alexis Ruíz Mulet

Profesor del departamento de Comunicación Institucional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*