28 de noviembre de 1893 – Muere en Kingston, Jamaica, Mariana Grajales Coello, madre de los Maceo

Había nacido en Santiago de Cuba, el 12 de julio de 1815, de padres dominicanos, quienes cimentaron en ella el amor por su Patria. La historia la distingue como la “madre mayor” al ofrecer a la causa redentora cubana diez valientes soldados, cuyas hazañas los inscribieron, junto a su progenitora, entre las páginas más gloriosas de nuestras gestas independentistas. Mujer de probada valentía, que ante el cuerpo ensangrentado de su hijo Antonio exigió a Marcos, el más pequeño de sus vástagos empinarse, pues ya era hora de que marchara a la manigua redentora.

Con más de 50 años, abandonó sus tierras y la comodidad de un hogar armonioso y seguro para con toda la familia unirse a quienes peleaban por nuestra independencia en la guerra iniciada en La Demajagua, y así sumirse en una peligrosa existencia nómada tras las tropas mambisas. Vivió entonces en cuevas, rancherías o campamentos. Anduvo montes y lomas por caminos y trillos enfangados, siempre asediada por los sabuesos del enemigo que la perseguían con tenacidad para capturarla, junto a otros familiares, y así intentar forzar a sus hijos a deponer las armas. En funciones de enfermera o curandera, a veces impotente por carecer de conocimientos o medicinas, escuchó compungida los lastimosos quejidos de heridos y moribundos. Entristecida, sobrellevó el fracaso de la guerra necesaria en cuya victoria había puesto tanta fe. Supo de las durezas del exilio impuesto por las circunstancias. Sus restos fueron traídos a Cuba el 23 de abril de 1923.

Universidad de Las Tunas
Alexis Ruíz Mulet

Alexis Ruíz Mulet

Profesor del departamento de Comunicación Institucional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*